Mi primera vez fue por el ano

Fue un dia como cualquier otro, yo acababa de entrar a la universidad y tenia 18 años, tenia mi novio con el cual ya habiamos tenido un par de encuentros, me encantaba; no era muy listo, el habia repetido un año y por eso era algo mayor, yo soy chaparrita pero el era alto y algo delgado....

Bueno pues com les iba diciendo, ese dia sali temprano de mi casa hacia la escuela y como a medio camino encontre a Juan (mi novio) y le pregunte porque no estaba cambiado, apoco no vas a entrar hoy a clases??? le pregunte y me dijo que no, que sus padres habian salido y como estaba solo en casa queria que yo lo acompañara, yo la verdad no queria pues nunca habia faltado a clases porque soy una niña buena =P...

Tirada con mi culo roto y bien satisfecha

Hace unos meses, me mudé con mi novio, con la excusa de dividir gastos y poder estar más tiempo juntos, además de poder tener sexo a todas horas. Hace un par de semanas fue la primera vez que tuve sexo anal con él. Así que les contaré.
Estaba en casa, y me sentía algo cachonda, así que como pronto llegaría Rodrigo, me puse en internet a ver porno para poder fantasear con lo que me haría llegando. Para ponerlo también de humor, le enviaba mensajes diciéndole cómo me sentía, lo que estaba viendo y haciendo, pero no hubo respuesta de su parte. Me extrañó bastante porque normalmente me contestaría, así que asumí que estaría ocupado.

Mi suegra de luto y yo con la pija en su boca

Mi suegra Julia, era una mujer muy bella para sus 53 a?os, llevaba viviendo con nosotros 5 meses desde la muerte de su esposo, mi esposa es la hija menor y quiso atender a su madre despu?s de que quedara sola sin su marido, mas que a la muerte de su padre su madre entr? en una crisis nerviosa que hac?a que tuviera que estar con compa??a durante el d?a, sus nervios estaban muy sensibles. As? fue como a las dos semanas mi esposa decidi? traerla a casa para "atenderla" mejor. Mi esposa es una mujer joven de 21 a?os, se podr?a decir que en muchas cosas es a?n una ni?a desarrollada, su ternura e inocencia fueron parte de las cosas que hicieron que me enamorada de ella, posee un cuerpo muy bien formado con pechos peque?os y trasero redondo y firme. Pero a pesar de su edad mi suegra posee un cuerpo realmente cautivante, posee unos pechos que seg?n se aprecian a trav?s de sus ropas son firmes y grandes, y un trasero grande y redondo con caderas muy apetecibles, es una mujer que la madurez ha pronunciado a?n m?s esa belleza que s?lo los a?os dan a una mujer como ella. Yo tengo 23 a?os y sin ser un guapote, tengo buena pinta y sobre todo una buena verga, bastante gruesa.

A mi tia Irma le gusta la leche de mi pija

Todo comenzó la noche que fui a dormir en la casa de mi tía, Irma, ella es una mujer de 52 años, un poco gorda pero su rostro era muy bonito, con rasgos muy femeninos y una mirada muy atrayente, yo era su sobrino preferido, en aquel entonces ella tenia 48 y yo 18,
Fui por que a mi padre no le funcionaba el auto y al otro dia por la mañana temprano debia ir a el colegio y ella vivia a tres cuadras del lugar, era mi ultimo año de preparatoria.
cuando me fui a acostar en el sillon de su cuarto me dijo
-No hijo, ven duerme a mi lado, esta haciendo mucho frio, te vas a congelar-
acepte, aunque me sentia algo incomodo. siempre dormia solo, y en esa edad, todo el tiempo mi amigo estaba arriba


REGISTRATE GRATIS para empezar a chatear y ligar AHORA

FORMULARIO GRATIS Miles de personas de tu ciudad quieren conocerte, REGISTRATE GRATIS para empezar a chatear y ligar AHORA...


Click en la foto...!!!! 



 Si queres conocer minas para garchar este finde, unite a AMIGOS ARDIENTES Red social del encuentros sexuales !!! Click en la foto...!!!!

Arrodillada ante ellos con la boca abierta en espera de sus meadas

Hacía bastante tiempo que no la veía, casi ocho años, y la encontré aquel día en el autobús. La conocía desde hacía 20 años, cuando coincidíamos a llevar o recoger a nuestros respectivos hijos en la guardería, allí me fijé en ella. Elena no era una mujer hermosa, era más bien del montón, pero me fijé bien en la dulzura que desprendían sus correctas facciones, sus gestos, el movimiento y los escorzos de sus grandes y suaves manos, desproporcionadas con el resto de su cuerpo, más bien menudo, y del que no se podía decir más, pues vestía siempre con mucho recato, con ropas que parecían de monja y no permitían hacerse idea ni tan siquiera del tamaño de sus pechos, que parecían aplastados, o de su culo, ya que los vestidos que llevaba no ceñían en absoluto su cintura. Lo más que sabía era que sus piernas eran firmes y recias.

Mi suegra saborea semen de mi pija

Me desperté. Miré el reloj. Las diez. Estaba solo en la cama. No me había enterado de en qué momento se había marchado mi mujer. A las 9 se iba con su hermana y los niños a pasar el día en la playa y a llevarlos al parque acuático. Así debía haber sido, pero ni la oí levantarse ni me di cuenta de que se habían ido. Había dormido como un verdadero lirón. Me levanté, subí la persiana y abrí la ventana de par en par. Un día magnífico. Soleado, pero la mañana era relativamente fresca. El calor aún no había llegado. Estábamos veraneando en la casa de campo familiar y era una verdadera delicia disfrutar de esa paz. Había dormido, como de costumbre en verano, completamente desnudo. Me puse el pantalón de pijama. Uno corto de seda natural que era ligero y fresco. Muy cómodo para andar por casa recién levantado. Fui al cuarto de baño y a continuación bajé a desayunar. En la cocina lo tenía todo preparado: la taza, el café, la leche, las tostadas, la mantequilla, la mermelada, la fruta…Una maravilla. Lo habría dejado dispuesto mi mujer antes de marcharse. O tal vez mi suegra que ya se habría levantado. La verdad es que las dos me tenían bastante mimado. No me podía quejar. Desayuné con tranquilidad. A través del cristal de la ventana reparé en que la escalera portátil de aluminio estaba apoyada en la pared y se movía ligeramente. Alguien estaba subido en ella, pero desde dónde yo estaba no podía ver quien era. Abrí la ventana y pregunté:
- ¿Hola? … ¿Quién anda por ahí?
- Soy yo Ernesto…buenos días…¿necesitas algo?...
Era mi suegra.

Volver al inicio Volver arriba Relatos X . - by Onip 2014.